Novedades y Medios

Alexis Abrecht

No comments

Alexis Abrecht, fiel reflejo de “fuerza, voluntad y confianza” palabras con que los define una de sus madrinas.
Alexis creció en un mundo delictivo, que lo llevó a ser una persona con mucho enojo y rabia. Todo esto se vio plasmado en los diferentes hechos que llevaron a que esté privado de su libertad por seis años.
Durante los primeros años tuvo varios traslados donde la violencia era la única alternativa para poder generar respeto en el resto. Esta dinámica finalizó cuando conoció “Los Espartanos” en la U48, donde a través del rugby y la espiritualidad experimentó el sentirse parte de una familia que buscaba seguir adelante, que buscaba dar vuelta la página. Descubrió una parte de su vida que nunca pudo ni supo ver.
Un día cualquiera, Alexis recibió la noticia de que debía ser trasladado. Todo lo que había construido internamente con Espartanos se tornó en miedo de volver a lo mismo, miedo a retroceder y vivir la violencia que se presenciaba en las unidades. Finalmente, fue trasladado a la U42 de Florencio Varela, una unidad donde se vivía la lucha diaria, y el miedo a no salir vivo. Esto le generó el anhelo de querer volver a Los Espartanos (U48), fue tan fuerte la vivencia que tenía la necesidad de aferrarse a un motivo. Frente a esta imposibilidad se vio destinado a llevar el rugby a la Unidad 42. A pulmón, con insistencia y ayuda de sus seres queridos, consiguió las herramientas para llevar adelante lo que es hoy “Los Atenienses” un equipo liderado por un espartano puro que creyó en las oportunidades y supo transmitir los valores y la importancia de estos.
Esta experiencia fue expresada por Alexis quien está ahora en libertad, trabajando para seguir adelante.¡Sigamos #ReescribiendoHistorias!
#FundaciónEspartanos

ComunicaciónAlexis Abrecht

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.