Novedades y Medios

Adrián Ramos

No comments

Lo daban por muerto, estaba tapado con una campera pensando que ya no pertenecía a este mundo. Estos minutos de “muerte” le cambiaron la vida para siempre.
Adrián tuvo el privilegio de nacer en una familia que siempre lo acompañó, de ir a la escuela todos los días. Su ambición, en ese momento, era el deporte. Esto le dio la posibilidad de conocer otras provincias para competir e ir mejorando en su trayectoria.
A pesar de tenerlo todo, conoció el “otro lado” de la página. La mala junta lo alejó de lo que tenía. Su ambición por el deporte fue reemplazado por el consumo de drogas. De esta manera, empezó a manchar su historia. La muerte de su hermano lo empeoró, y fue creciendo cada vez más en este terreno peligroso.
Una noche de error, Adrián conoció lo que fue estar muy cerca de la muerte. Recibió muchos disparos y cayó. Lo dieron por muerto, lo taparon confirmando que lo estaba. En ese lapso, Adrián se encontró con Diego, su hermano que le dijo “vos no te tenes que morir”. Es el día de hoy que esa frase sigue resonando en su cabeza.
Despertó en el hospital y luego fue trasladado a la U47, Gral. San Martín. Una puerta se le abrió, Adrián se incorporó al equipo de rugby. El amor por el deporte se despertó nuevamente, el deseo de autosuperarse todos los días, entrenar para salir en libertad y dejarlo todo. No importaba si le dolía la pierna o si estaba enfermo, él salía a jugar igual.
Cuando se le concedió la libertad, Adri tuvo el gesto de regalar la camiseta que lo acompañó en estos años privados de su libertad. Lo representó por muchos años, pero fue momento de dar un paso más.
Hace tres años permanece en paz, trabaja todos los días para sacar adelante a su familia. Tiene un hijo, al que llamó “Diego”, haciéndole honor a su hermano fallecido y en este momento están esperando otro más. Adrián pudo autosuperarse, en su infancia en el deporte y ahora autosuperó su historia y lo sigue haciendo. ¡Sigamos #ReescribiendoHistorias#FundaciónEspartanos

ComunicaciónAdrián Ramos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.