Rezo del quinto Misterio.Desde el 25 de Mayo de 2012, todos los viernes del año rezamos, ininterrumpidamente, el Santo Rosario en el Pabellón N° 8 de Los Espartanos. Participan las personas privadas de su libertad del Pabellón, más otras personas alojadas en distintos pabellones junto a un nutrido grupo de laicos que se acerca todos los viernes a acompañar ese momento de intensa espiritualidad y recogimiento, donde se pide, se agradece, se adora, se ora, y se ofrecen intenciones de todo tipo, mientras se meditan los Misterios del Rosario. La virgen del rugby. Es también, un momento de debate sobre los valores del rugby y los valores cristianos.

La Virgen del Rugby ocupa la cabecera de la mesa, y otras advocaciones, como la Virgen Misionera de Schoenstatt, La Inmaculada Madre  del Sacratísimo Corazón Eucarístico de Jesús (Virgen de Salta) completan el espectro, donde el común denominador es la alegría y la comunión entre las personas privadas de su libertad y “la gente de la calle”.

Este complemento espiritual es de una valor inmenso, ya que hace al crecimiento personal y a la conversión de personas que tienen este encuentro con la sagrada oración de nuestra Virgen María. Los cantos, los abrazos, las acciones de gracias, y la fraternidad se viven a pleno, mientras se comparte un desayuno comunitario.

Ayudamos a través del rezo del Rosario a:

  • Que puedan salir adelante gracias a la espiritualidad más allá de la religión personal.
  • Que se animen a desarrollar su vida espiritual en comunidad y tengan todo el apoyo pastoral para lograr sentido de pertenencia.
  • Que puedan pedir perdón por sus hechos cometidos y, lo más importante, sentirse perdonados.
  • Que muchas personas se quieran acercar a conocerlos y a compartir un espacio generando un encuentro y derribando muros sociales.

Se reza especialmente por las intenciones y la salud del Santo Padre, el Papa Francisco, quien oportunamente ha enviado mensajes de aliento a Los Espartanos, como este: